Nunca es fácil pedir un aumento de salario, pero puedes intentarlo

Planifica y no dejes nada al azar.
Nunca es fácil pedir un aumento de salario, pero puedes intentarlo
Tomada de Shutterstock

Si tienes razones es lo justo

Nunca es fácil pedir un aumento de salario, pero puedes intentarlo

Tomada de Shutterstock

Quizá uno de los momentos más incómodos y que puede generar más tensiones es pedirle un aumento al jefe, a veces pensamos que hacer esto puede ocasionarnos problemas dentro de la empresa, pero si sabemos hacerlo podemos obtener buenos resultados.

Un tema serio

Nunca es fácil pedir un aumento de salario, pero puedes intentarlo

Tomada de Shutterstock

Lo primero que se debe tener presente es la convicción. Si crees que tu trabajo te hace merecedor de un aumento solicita una reunión formal a tu jefe, es mejor hacerlo sentados en la oficina teniendo el tema claro y no cuando te lo encuentres en un ascensor y que quede como un comentario al aire.

No te quedes en el aire

Nunca es fácil pedir un aumento de salario, pero puedes intentarlo

Tomada de Shutterstock

Analiza las razones para lograr tu objetivo, así tendrás claros los argumentos que darás en tu reunión. Demuestra los aportes que tu has hecho a la empresa con cifras o hechos concretos, así será más factible que accedan a darte un aumento, si te quedas en “porqué lo merezco” es posible que no te tomen en serio.

Con los pies en la tierra

Nunca es fácil pedir un aumento de salario, pero puedes intentarlo

Tomada de Shutterstock

Después de argumentar las razones por las que crees merecer un aumento piensa en una cifra concreta. Se realista, es lógico que quieras que te doblen el salario pero analiza las posibilidades que hay de un aumento basado en las cifras que maneja la empresa. Investiga otros casos de aumento salarial y la economía actual de la compañía.

El plan B

Nunca es fácil pedir un aumento de salario, pero puedes intentarlo

Tomada de Shutterstock

Así como es posible que acepten darte el aumento salarial también puede que no te lo den. Piensa entonces que hacer en este caso, pide las razones por las que no acceden a darte el aumento, depende de tu posición y decisión aplaza tu petición a unos  meses adelante para que no quede en el aire el tema, o si así lo decides expón tus razones para poder llegar a un consenso de beneficio para ambas partes.

 

¡Síguenos!